EL PUZU CHOBOS DE BORMAYUR

El recuerdo de la antigua artesanía maderera en el monte las Chinares

El Monte las Chinares, o de Bormayur, es el frondoso hayedo que se extiende varios kilómetros bajo las cimas del cordal divisorio entre los valles del Güerna y del Payares, en la falda sobre los pueblos de Piñera y Carraluz. Propiamente dicho, el pastizal de Bormayur es un antiguo prado al pie del hayedo.

El extenso bosque fue antaño un lugar de gran tradición maderera. Todavía lo recuerdan en los pueblos a ambos lados del cordal: madreñeros, xugueros, carpinteros,… conseguían aquí la materia prima para sus artesanías. También habría de subir a por leña cualquier otro lugareño, aunque fuera pa tizar el fuibu del char en tiempos en los que tampoco había carbón. De aquellas usanzas casi no quedan vestigios en el monte. Los amplios caminos por los que antes se traía la leña en forcaos y carretones apenas se reconocen ya en la espesura del fayiru.

El puzu chobiniegu está algo más abajo del camín viiyu, en el Monte Trambasoxas: una prolongación del boscaje ladera abajo, como su nombre indica, entre la Oxa Carraceo y la Oxa ‘l Padrún.

Monte las Chinares 1

El Monte las Chinares, desde Braña. Se prolonga varios kilómetros a lo largo del cordal, bajando por la ladera desde la loma divisoria hasta los pueblos de Piñera y Carraluz.

Y también recordada la caza en este monte: corzos, xabalinos y hasta gachones (urogallos)

Además de madera, el Monte las Chinares proporcionó tradicionalmente caza. Debió estar bien nutrido de fauna, especialmente de corzos. Todavía hoy los cazadores consideran que hay muy buenas esperas, aunque ya no es el poblado monte que algunos conocieron. Incluso se recuerdan épocas en las que abundaban los urogallos, o gachones, como los llamaban. Fue uno de esos hayedos preferidos para celebrar el vistoso cortejo de las aves. Años atrás, los claros del bosque eran animados cantaderos a principios de la primavera. Y aunque bajo las fayas apenas crece la maleza, también debió haber algunos otros espacios más apropiados para los jabalís. Así lo describe el nombre de Las Porqueras: unos praos  bajo el Monte las Chinares, al norte, junto a Tronco. Por descontado, hubo muchos lobos, siempre acechando desde los altos al ganado de los pueblos.

La estrategia de los pozos de chobos

Para mantener las alimañas a raya, los lugareños de antaño construyeron varios pozos de captura a lo largo del cordal. Consistían en profundas corras de piedra excavadas en el terreno, de unos 5 metros de diámetro por otros 5 de fondo. Siempre ubicadas en lugares estratégicos, en zonas de paso frecuente.

El hoyo debía camuflarse perfectamente y para ello se tapaba con fueya y ramaje. El cebatu se disponía sujeto por un varal tendido horizontalmente en el eje menor. Funcionaba como un balancín, de tal forma que cuando el animal pisaba el falso suelo el mecanismo se entornaba y caía al foso sin posibilidad de huir.

Puzu los chobos de Bormayur 1

El pozu los chobos de Bormayur, bien visible en el fayiru.

Pero antes, el lobo debía ser atraído hasta la trampa. Para ello se arrojaba carroña al fondo del pozo, o bien se dejaba atado un cabritu en el varal. Al caer la noche, el olor de la carnaza o los desesperados balidos del señuelo despertarían el interés de los chobos que se hallasen en varios kilómetros a la redonda. Acudirían prestos al reclamo, y al llegar a la trampa se abalanzarían sobre la presa. Al caer sobre ella, el cebatu giraba y el lobo se precipitaba al interior del pozo. El cabritu quedaba colgado del varal, sano y salvo (seguramente alguno moriría del susto), mientras que el lobo intentaría desesperadamente trepar por las paredes. Pero todo estaba calculado: la altura del muro, la inclinación de la pared, la colocación de los mampuestos,… el lobo caído estaba sentenciado. Al día siguiente, algún vecino encargado de la trampa daría el aviso y subirían a rematarlo, en lo que se convertía en una verdadera celebración para el pueblo.

En otros casos, el lobo era conducido en batidas multitudinarias. Cuando las fieras comenzaban a hacer estragos en alguna de sus andanzas por los pueblos de los valles, la vecindad se reunía en conciyu para armar el pozo y organizar la montería. Esto sucedía normalmente entre la primavera y la seronda, cuando las alimañas suponían un peligro constante para el ganado. Se colocaban  empalizadas de cebatu que convergían en el pozo: unas paredes provisionales que debían prolongarse varios kilómetros por los altos o las faldas del cordal. Cuando los lobos estaban localizados, la multitud se colocaba según estuviese acordado (todos bien juntos para que no escapasen) y avanzaban falándolos y cariándolos monte abajo en la dirección del pozo, hasta que caían en la trampa.

Un muro conservado a medias

Para localizar el puzu chobos de Bormayur basta con buscar justo bajo Chan de la Piedra, en un fragmento de bosque que se descuelga ladera abajo entre las carbas del Padrún y Carraceo. Buscando en esta zona, la trampa se detecta fácilmente. Enseguida se aprecia el prominente talud del terraplén. El abombamiento del terreno es muy acusado en esta ladera de pendiente suave y monte limpio.

Una vez alcanzado, observamos un hoyo semi-conservado. No es perfectamente circular, sino algo estirado en la dirección contraria a la pendiente. Permanece bastante bien conservado el lado norte, con la mampostería un tanto descolocada en su coronación, pero estable. Sin embargo, en la parte opuesta, el muro ha desaparecido por completo. En su lugar, se desparrama una lengua de hojas y derrubio que penetran hacia el interior, ya muy rellenado (más de un metro). Dicho lado podría conservar aún la parte inferior del muro, ahora oculto, aunque no es posible determinarlo sin retirar los depósitos acumulados tras muchas décadas, tal vez siglos, en desuso.

Puzu los chobos de Bormayur 2

La mitad conservada del puzu chobos

Texto y fotografías: David Ordóñez Castañón

Anuncios

Una respuesta a “EL PUZU CHOBOS DE BORMAYUR

  1. Pingback: EL PUZU TSOBOS DE BORMAYUR | asociacion vindonnus·

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s