Los mejores “arbeyos” del mundo se cultivan en Llanos de Somerón

Los arbeyos de Llanos, preparados con carne y jamón, según la receta tradicional:  https://llanosdesomeron.wordpress.com/2013/11/22/arbeyos-de-llanos-con-carne-y-jamon/

Hace 47 años aparecía en un suplemento de La Nueva España de los domingos, un curioso reportaje, firmado por Constantino G. Rebustiello sobre los famosos arbeyos de Llanos de Somerón y la forma en que éstos “pequeños y azulados” alcanzaron gran fama nacional e internacional.

Arbeyos de Llanos de Somerón

 Domingo, 13 – II – 1966

  En los banquetes de la Rusia zarista ya se conocían

LOS MEJORES “ARBEYOS” DEL MUNDO SE CULTIVAN EN LLANOS DE SOMERÓN

 Su calidad la descubrió hace un siglo el conde de Revillagigedo.

Son azules y no han podido aclimatarse a otras tierras

Hace unos años, en un restaurante del Madrid antiguo, vi en la luna de su escaparate el siguiente anuncio: “menestra con guisantes de Llanos de Somerón (Asturias). En la provincia el reclamo de los famosos “arbeyos” figura en la minuta de más de un restaurante. Hay quien dice que los dos productos agrícola-frutales – manzanas aparte – de más fama en Asturias, son las fresas de Candamo y los guisantes de Llanos.

 Es curioso revelar ahora que fue el conde de Revillagigedo, en el siglo pasado, quien descubrió las sabrosas propiedades de los guisantes. El conde, en sus continuos viajes a Madrid, hacía noche siempre en Pajares. Allí descansaba en la fonda que tenía fama por su buena cocina. Su plato favorito era la menestra. En uno de los viajes observa que el plato no estaba condimentado como otras veces. Algo le faltaba. Se lo hizo saber a la dueña y ésta no encontró otra causa que los guisantes.

–        Mire señor conde, los “arbeyos” de la menestra los traemos siempre de Llanos, ese pueblecito que se ve ahí enfrente. Se cosechan mucho, pero ésta es una época que no los hay y los encargamos a Castilla… Acaso esté ahí la diferencia.

 Y ahí se inició la fama. El conde los encargó muchas veces para los banquetes de su palacio madrileño. Y los arbeyos de Llanos empezaron a cotizarse. Y hasta el duque de Osuna los encargó más de una vez para las fiestas que organizaba en la corte de los zares.

 Todo esto me lo cuentan en el chigre de Vírgenes, en el mismo Llanos, Pedro, José Abella y Valentín González. Tres nativos que se sienten orgullosos de esa fama que adquirió la planta leguminosa.

–        El bueno, el que prestigia nuestro pueblo es pequeño y azul. Es el que se siembra en las erías con escanda. Es, además, duro y sin ninguna arruga. El de huerta, es igual que el de cualquier otro sitio. Su desarrollo es lento. Lo sembramos entre diciembre y primeros de febrero y no se recoge hasta septiembre o últimos de agosto. En la ería de arriba no se cosechan hasta primeros de noviembre.

 Todos los años reciben muchos encargos de los más lejanos puntos de nuestra Patria. En el pasado agosto hubo uno que llenó de orgullo a los nativos:

–        Nos los pidieron para doña Carmen Polo. Cuando la Feria del Campo uno de los presentes que le entregaron fue una cesta de ellos. Hubo quien trató de trasplantarlos a otros lugares pero no lograron esa “rara especie” de guisantes azulados.

–        Muchas veces lo intentaron. Hasta en Valencia. Pero no hubo éxito. Tendrían que llevar las tierras. Ahí está el secreto. Tierras muy soleadas y arenosas.

 No hay quien les arranque ni aproximadamente los kilos que se cosechan anualmente. Es secreto profesional. Pedro García con su socarronería, es el que vislumbra con una frase el quid de ese secreto.

–        Sólo te podemos decir que por ahí se venden más, bastantes más, de los que se cosechan.

 Y surgen las anécdotas. Valentín, que en el año 27, en Bahía Blanca (Argentina) leyó en un periódico argentino una noticia fechada en España en la que había sido protagonista un vecino de Llanos. Y la noticia se completaba diciendo “del pueblo donde se cosechan los mejores guisantes de España”. Hay más constancia escrita de esta fama en tiempos pasados. En “Asturias” de Bellmunt y Canella editado el siglo pasado ya nos hablan de la fama de los “arbeyos de Llanos”.

 Hay todas las temporadas grandes demandas. Y esto, lógico es, encarece el producto. Desde hace mucho tiempo el precio es el doble de la cotización de los corrientes en el mercado.

–        A cincuenta y sesenta pesetas se vendieron el año pasado. Pero nadie se hizo rico en el pueblo a costa de los “arbeyos”. No hay ningún vecino que no plante alguno. Pero en pequeñas cantidades. Muchas veces para atender pedidos importantes tenemos que unirnos varios campesinos.

 Hace pocos años, el mayordomo de la Cofradía de las fiestas del Rosario tuvo una lucida idea para recabar fondos con destino a las necesidades de la capilla, en vez de subastar bolsas de pan, subastó bolsas de “arbeyos”. Fue un éxito.

–        Si asegurásemos el tiempo para que llegasen forasteros, lo haríamos siempre. Pero eso es difícil, la fiesta es el ocho de octubre. Bueno,  el patrono del pueblo es Santiago, pero cae en julio y hubo que trasladarla  a otra fecha. En julio las faenas del campo necesitan nuestra atención hasta en los días festivos.

 Luego, se desvía la conversación. Me hablan del teléfono. Su petición guarda turno en el organismo competente.

–        Hacemos el número 32 en la provincia, ¿crees que tardarán mucho en instalárnoslo?

 Esta aldea del valle payariego que se asienta en la falda de uno de los montes que custodian la entrada en Asturias es famosa. Yo le cambiaría el nombre, en vez de Llanos de Somerón le llamaría “Llanos de los arbeyos”. Sí, de los arbeyos, nada de guisantes. Así lo quieren ellos.

–        Nos parece mal, muy mal, cada vez que vemos escrito guisantes. Aquí se cosechan, escríbelo bien, los “meyores arbeyos del mundo”.

 Bueno, yo lo escribí varias veces. Que me perdonen por ello mis buenos amigos.

Constantino G. Rebustiello

Anuncios

2 Respuestas a “Los mejores “arbeyos” del mundo se cultivan en Llanos de Somerón

  1. Pingback: Arbeyos de Llanos con carne y jamón | Llanos de Somerón / Chanos de Somerón / Yanos de Somerón·

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s